totop

iWith.org: Desarrollo web para proyectos que mejoran el mundo*





Únete al equipo de iWith

Titular noticias

Ceramistas por la Paz, una vía fácil y económica para potabilizar el agua


El agua es fundamental para la vida. Pero debe encontrarse en buenas condiciones para evitar que transmita enfermedades. De hecho, en los Objetivos del Milenio, aprobados en 2000, se marca como uno de los retos a conseguir en 2015 “reducir a la mitad el porcentaje de personas que carecen de acceso al agua potable”. Afortunadamente, existe una ONG estadounidense "Ceramistas por la Paz" que ha encontrado una vía fácil de conseguirlo: El Filtrón, un instrumento que trata el líquido elemento hasta su potabilización, un sistema que sirve para filtrar agua contaminada, de muy bajo coste y que se fabrica con unas tecnologías muy sencillas.


El Filtrón es una especie de macetero de barro. La arcilla está mezclada con serrín que, tras introducirse en el horno, se quema y deja poros. Estos orificios son por los que, posteriormente, pasa el agua. Una vez que el filtro está cocido, se deja secar y se le da un baño de plata coloidal, un elemento que los "Ceramistas Por la Paz" consigue en parte en unos laboratorios de Zaragoza a precio de coste. Este metal tiene propiedades bactericidas, consiguiendo eliminar los microbios. El aparato filtra el agua eliminando su turbiedad y, gracias a la plata, la desinfecta al desactivar las bacterias que puedan colarse por sus microporos. La capacidad de trabajo óptima es la depuración de dos litros por hora.

La ONG comenzó fabricando las cerámicas o filtrón en Nicaragua, desde donde han expandido su conocimiento a todo el mundo. Ceramistas Por La Paz contacta con otras organizaciones como Cruz Roja, Médicos del Mundo o Intermón Oxfam para que les proporcionen los desplazamientos, y así poder enseñar a los alfareros locales a realizar El Filtrón y a instalar la fábrica. En la actualidad, hay 25 industrias de este tipo en todo el mundo, que abastecen cada una de ellas a unas 7.000 familias.

En cada uno de los países que las han adoptado, los ceramistas recurren a elementos existentes en su entorno, como la arcilla. La mano de obra suele ser barata, y los elementos de más difícil acceso, como la plata coloidal, las consiguen a precio de coste, por tanto, el importe final del potabilizador es muy asequible. En total, siete dólares por un filtro cuya vida útil se encuentra entre un año y año y medio. En Zaragoza, uno de los proveedores de plata coloidal son los laboratorios Argenol.

En cualquier caso, se debe tener cuidado en el manejo del aparato, ya que, al estar fabricado con una cerámica porosa, su fragilidad es mayor. Además, hay que mantener una limpieza periódica del instrumento. De todas formas –y a pesar de estar compuesto a base de arcilla- no corre el riesgo de estropearse por el contacto con el agua.

Este proceso de depuración tampoco provoca efectos adversos en la naturaleza. Se ha hecho un estudio medioambiental en Estados Unidos y se ha visto que no genera contaminación ni residuos, mientras que la variación climática que se produce “no tiene implicación a largo plazo”.



Últimas noticias





 



 
Google + Facebook Twitter Youtube Rss