totop

iWith.org: Desarrollo web para proyectos que mejoran el mundo*





Únete al equipo de iWith

Titular noticias

Impresiones del II Congreso Europeo de Voluntariado.


Esta semana estamos inmersos en el II Congreso Europeo de Voluntariado y es una buena ocasión para compartir algunas impresiones, pues como decía la Directora Violant Cervera “este congreso tiene que ser diferente y tiene que servir para algo”.

De hecho, ha sido diferente y ha servido. Objetivo conseguido.

Ramon Bartomeus explicant el voluntariat virtual.Si miramos al primer congreso del 98 o a muchos de los congresos y jornadas del sector, podemos ver algunas diferencias importantes, especialmente en la inversión hecha en tiempo y financiación. El tiempo de preparación se ha hecho corto, el propio Congreso también se ha hecho corto y aunque todavía no tengamos las cifras, es evidente que ha sido un Congreso austero muy en la línea de los tiempos que corren.

Mas déjenme resaltar dos intervenciones muy breves, pero que han compensados el esfuerzo hecho.

Por un lado los tres minutos de Enric Canet de Casal dels Infants. Acció Social als Barris que en un serio ejercicio de prospectiva nos va a explicar el panorama al que probablemente nos tendremos que enfrontar en los próximos cinco años.

Por otro lado, en el ámbito internacional, la presentación de Susana Szasbo, de France Benevolat que merecía un lugar en el plenario y con la que vamos a compartir desde iWith.org la mesa redonda de “Nuestros modelos de Voluntariado”. Sussana explica detalladamente lo rico y diferente que es el universo del voluntariado y como se ve en diferentes regiones de Europa.

Al margen de estos mensajes, el Congreso va a estar repleto de buenas intervenciones y habrá que trabajar sobre las conclusiones que podremos ver en el post-congreso, a pesar de que una gran parte de los asistentes y también de los participantes en el pre-congreso destilaban mis preocupaciones por defender y etiquetar un determinado modelo de voluntariado a partir de la experiencia en su sector, o daban la sensación de no querer afrontar las dificultades y oportunidades que nuestro contexto socio-económico le plantea al sector.

Os dejo con los 3 minutos de Enric Canet.

“El Voluntariado, en Catalunya, ha sido clave en das diversas crisis sociales de la historia. Aglutinado en el tejido asociativo, se ha implicado en la mejora de la cohesión social atendiendo a los grupos más desfavorecidos. Ahora que volvemos a vivir momentos difíciles, vale la pena analizar algunas de las tendencias actuales que, seguramente, marcarán los próximos años y, ante tal situación, debemos hacer algo: la sociedad continuará dominada por el miedo: crisis, incertidumbre laboral, vivienda, ley de los mercados que provocan un mayor afán de fronteras de seguridad, incrementando el rechazo a todo el que pueda afectar a un nivel de vida acomodada.
Una  sociedad que vivirá más el mundo de la abstinencia, de las pantallas planas a nivel virtual donde tendremos la fuente de conocimientos y de relaciones afectivas irreales y las relaciones humanas directas se verán reducidas a algo efímero.
Los poderes mundiales fácticos aplicaran la Doctrina del Choque social, económico y político generando más desigualdades y, por tanto, nuevas exclusiones que se sumaran a las ya existentes, sobre todo aquellas personas que consideramos diferentes y definimos como los otros o los extraños.
Se promoverán únicamente soluciones caritativas y asistenciales paliativas para cerrar al ciclo económico y aparentar proximidad, pero para mantener a las personas excluidas en su lugar al margen y con nuevas fronteras que dificultarán el acceso al bienestar
Se desconfiará cada vez más de las instituciones de todo tipo, con nuevas vertebraciones flexibles, inmediatas y efímeras, con nuestros movimientos sociales de protesta que generarán relaciones de proximidad y de rebelión queriendo asumir la protesta de los que no tendrán voz.
Ante este perspectiva, ¿cuáles podrían ser las propuestas por parte del Voluntariado Social?

Está en nuestras manos apostar porque el Voluntariado proponga a la sociedad lo que ya es: una apuesta de confianza de unos en los otros. Desde la redes humanas estables que manan del tejido asociativo, con relaciones de resistencia al miedo. No podemos permitirnos un Voluntariado que desconfíe de las personas ni del tejido social.
Está en nuestras manos apostar por un voluntariado que incite a bajar el nivel de abstinencia y que apueste por la proximidad y que nos facilite penetrar en la humanidad, frente a frente, los unos con los otros, desde el compromiso de vivir los valores que propugnamos y proponerlos socialmente. No puede ser un voluntariado neutro. Todo y algunas acciones voluntarias deben ser asistenciales, tenemos en nuestras manos la posibilidad de transformar la sociedad luchando contra las estructuras que generan marginación, exclusión y destrucción de ecosistemas, desde nuestros proyectos por una nueva estructura social. Quedarse en la mejora coyuntural frenará el proceso de cambio.
Está en nuestras manos crear proyectos basados en las relaciones de igual a igual entre los voluntarios y la gente en situación de desigualdad, trabajando desde sus potencialidades y energías a fin de impulsarlos para que crezcan en autonomía y en su capacidad de transformar el entorno. La opción paternal infantiliza.
Debemos aprender a colaborar conjuntamente con las nuevas formas de Voluntariado que trabajan en mejoras sociales: los indignados y otros colectivos de revuelta que ocupan el espacio público y que militan de maneras menos estructuradas. Tenemos en nuestras manos la posibilidad de potenciar conjuntamente nuestras entidades y su movimiento. No podemos permitirnos desconfiar de otras iniciativas de mejora social diferentes a las nuestras.
En la complejidad de nuestro próximo mundo futuro, el Voluntariado Social será una garantía de transformación o un obstáculo. ¿Qué opción escogemos?”

Mas sobre el tema: iwith.org , congreso
Traducción hecha por Rosa Varela
el 00/00/0000
Últimas noticias





 



 
Google + Facebook Twitter Youtube Rss